EL VEDRÁ

Pocos lugares evocan tanto al corazón de las Carmelitas Misioneras y de los miembros del C.M.S como el Vedrá.  Este islote se nos hace soledad y presencia…, búsqueda y encuentro, pregunta e intuición…, amor contemplativo y misión comprometida.

Contemplar el Vedrá es una invitación a volver los ojos a los orígenes para focalizar lo esencial, para ver con serenidad el presente y orientar con mirada valiente y comprometida el futuro y el porvenir.

 

Francisco Palau nos invita a entrar en contacto con Dios, seguir a Jesús,  estar abiertas al Espíritu siendo peregrinas del porvenir.

“El regreso de un viaje del pasado me ha revelado la construcción del futuro  y la preocupación del porvenir. “Teilhard de Chardin”.

 Francisco Palau desde el Vedrá se encarna en la historia para leer el acontecer de Dios en lo cotidiano.

 

Se alimenta de la mística de los ojos abiertos.

Fue escogido para vislumbrar el futuro y el porvenir.

 Divisa el horizonte.

 Orienta el cruce de las fronteras.

 Cuenta con la fragilidad propia de la embarcación.

 Con mirada contemplativa dice:

 ¡MAR ADENTRO!

Es-Vedra-Ibiza
Es-Vedra
fototalleres
Es-Vedra-11-575x382
es vedra--644x362